+5411 4518-0619
17º Tren Solidario. Justo Daract

17º Tren Solidario. Justo Daract

17º Tren Solidario. Justo Daract

17º Tren Solidario. Justo Daract

Julio 2007-Después de 14 años volvió a rodar un tren de pasajeros por el San Martín.

Desde que nos planteamos la idea de realizar estos trenes solidarios, siempre buscamos destinos que mayormente cumplieran con la premisa de llevar un tren a una localidad donde hace años que no arriba un servicio de pasajeros y que además podamos colaborar con esas localidades donando lo que pudiésemos recolectar con la ayuda de nuestros lectores, de las empresas y gremios ferroviarios.

Por eso, cuando hace unos meses surgió la idea de realizar un viaje solidario por la línea San Martín, el desafío fue tratar de sortear el obstáculo que representaba la laguna La Picasa en Santa Fe, ya que éramos conscientes del importante rodeo que debían dar los trenes de ALL para llegar a Alianza cargados o subir a la región de Cuyo vacíos.
Así fue que empezamos a trabajar la idea con las autoridades de ALL y con los representantes del Sindicato La Fraternidad y entre todos nos pusimos como meta llegar el 8 de julio con el tren a Justo Daract para festejar el centenario del arribo del primer servicio ferroviario a esa localidad, prueba que con mucho trabajo hoy hemos superado.
Es así que después de meses de extenuante preparación, entre los días 6 y 9 de julio, nuestro multimedio llevó a cabo el 17º Tren Solidario que tuvo como destino la ciudad de Justo Daract, en San Luis. Esta ciudad se encuentra distante 829 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Como en todas nuestra anteriores cruzadas solidarias, esta fue posible gracias a la colaboración de empresas, sindicatos y lectores entre los cuales lograron recaudar la suma de 5000 kilos de alimentos no perecederos para ser donados al Hospital Provincial de Justo Daract, al Jardín de infantes Municipal y al Hogar de Ancianos de la ciudad.

Como es costumbre se hicieron eco de la solidaridad las empresas ferroviarias. América Latina Logística y TBA aportaron el material rodante y tractivo necesario. ALL no solo aportó la locomotora y el personal de conducción sino que también toda la logística para trasladar la formación desde el depósito de TBA hasta Alianza, donde se hizo el alistamiento final de la misma. Esta concesionaria también hizo su aporte con alimentos para donar.

La locomotora titular de nuestro viaje fue una ALCo RSD 35 que particularmente por tercera vez se pone a la cabeza de uno de nuestros trenes, hablamos de la 6454, que ya nos acompañó en nuestros viajes a Pehuajó y a Ensenada. Para esta oportunidad, ALL le efectuó tareas de reparación y pintura de la carrocería que finalizaron pocas horas antes de la partida de nuestro tren.

Trenes de Buenos Aires cedió los coches necesarios para esta travesía; un coche de Primera Clase (Nº 1073) y dos turistas (Nº 1443 y 1331). Uno de ellos en particular llamaba la atención por estar recientemente reparado por los talleres de Junín. Otras empresas colaboraron con mercadería, como ser el Ferrocarril General Belgrano, Ugofe/LSM, Metrovías, Ferrovías, Alstom, Ferrocentral y el Sindicato La Fraternidad. El servicio de catering a bordo estuvo a cargo de la Cooperativa de Coches Comedores San Martín.

La partida del 17º Tren Solidario tuvo lugar a las 16.40 horas desde la estación Retiro San Martín llevando a bordo más de 200 personas entre pasajeros, lectores y miembros del staff. A lo largo del viaje se realizaron paradas técnicas en estaciones donde se revisó la formación, se abasteció de combustible a la locomotora y relevó personal de conducción. La primera parada fue en Junín, donde ALL tiene una UP y un galpón de alistamiento de locomotoras. En esta estación se revisó la locomotora y al notar que el combustible era suficiente para llegar a Rufino, reiniciamos la marcha.
El viaje continuó por un sector de vías que ALL Comparte con NCA y lo utiliza para sortear el tramo inundado por la laguna La Picasa entre Diego de Alvear y Aaron Castellanos. Nuestro tren se desvió de la línea principal en la estación Saforcada, pasando por Hughes, Empalme Km 53, Labordeboy, Melincué y Venado Tuerto; ingresando nuevamente a la vía principal de ALL en Rufino. Previo a esto, en Villa Cañas fue acoplada la ALCo RSD35 6426 que para aquellos que no lo recuerden, llevo a fines de 2005 nuestro Tren Solidario hasta Vedia.

En Rufino hicimos una parada de 75 minutos durante la cual las locomotoras fueron enviadas al taller para revisión y abastecimiento. Mientras tanto, los pasajeros recorrieron la playa de maniobras de la estación, algunos compraron provisiones y un gran número visito el taller, siendo recibidos por el Gerente de esta UP, el Ingeniero Manuel Polo.
Entre Venado Tuerto, Rufino y Justo Daract, se desarrolla el mayor movimiento de trenes de ALL, así y todo, nuestro tren no sufrió grandes demoras ya que la mayoría de los cortes se encontraban desviados cediendo el paso a nuestra formación. Una de las mayores sorpresas fue al entrar en la estación Laboulaye, donde la gente se había autoconvocado para ver nuestro tren de pasajeros que llegada después de casi 15 años de no pisar la zona. Pero las sorpresas no finalizaron ahí, tanto la gente como la Señora Intendente de Laboulaye sumaron mercadería a la ya recolectada en Retiro.

El arribo a la ciudad de Justo Daract tuvo lugar a las 19.50 horas del día sábado donde los pasajeros fueron trasladados en micros a Villa Mercedes para pasar la noche.

El acto principal de entrega de las mercaderías recolectadas se desarrollo en horas del mediodía del domingo 8, donde en medio de una intensa nevada se procedió a la entrega de los alimentos y la inauguración del Museo Ferroviario de Justo Daract. Los alimentos fueron depositados en las dependencias de ALL para luego ser retirados por las instituciones beneficiadas.

El tren solidario fue abordado por los lectores en el paradero Km. 656 donde nos espero, imponente bajo la nieve, una GT26; en este caso fue la 9404 que llevó nuestros coches e hizo el ingreso simbólico a la enarbolada estación con nuestra formación que desbordaba de alegría, cánticos y flashes fotográficos.

En la estación nos aguardaba gran cantidad de gente entre pobladores locales, empleados del riel, ex ferroviarios y representantes del sindicato La Fraternidad y de la empresa ALL. Luego de unas palabras de Sergio Rojas, Director de Rieles Latinoamericanos, Simón Ariel Coria, Secretario Adjunto de La Fraternidad, dejó inaugurado el Museo Ferroviario de Justo Daract resaltando la colaboración del Sindicato y de la empresa ferroviaria para la puesta en valor de las piezas expuestas y del edificio.

Se trata de un museo que refleja todas las áreas del ferrocarril; la antigua boletería con sus boletos de cartón, la oficina del jefe repleta de antiguos aparatos de bloqueo, aceiteras, teléfonos, faroles a kerosene, antiguas fotos y hasta un velocípedo. Todos estos elementos fueron sometidos a un delicado y prolijo trabajo de restauración.

Paradójicamente en horas de la tarde y a raíz de la intensa nevada, la lindera ciudad de Villa Mercedes presentaba su autopista, el aeropuerto y muchos caminos locales totalmente anegados, y por consiguiente muchos pasajeros del Tren Solidario varados a kilómetros de Justo Daract. Al ponerse al tanto de la situación, ALL organizó un operativo especial con doble tracción, colocando en un extremo una ALCo DL500 y en el otro a la 6454. Estas locomotoras remolcaron el tren llevándolo hasta cercanías de la estación Crámer, lugar donde los pasajeros pudieron ascender a la formación para retornar al acto principal en Justo Daract. 

En un salón perteneciente al sindicato La Fraternidad, ubicado a 6 cuadras de la estación, se realizó un almuerzo con show de folclore y música flamenca. 

Antes de la partida del tren, los lectores pudieron apreciar el importante movimiento de trenes y locomotoras en la playa de Justo Daract, que no cesó ni siquiera ante la fuerte nevada que caía sobre la ciudad. Y la helada tarde mostró la mejor postal para los aficionados: dos trenes entraron a la playa, uno por el oeste y otro por el este. En el sector del taller se encontraban 4 locomotoras, algunas a órdenes y otras en abastecimiento.

El regreso se efectuó mayormente de noche y sin paradas. Nuevamente nuestro tren estuvo a cargo de la 6454 que esta vez realizó sola todo el trayecto hasta Buenos Aires. Todo el viaje de regreso fue acompañado por una intensa nevada que redundó en que la velocidad de nuestro convoy solidario no superara los 30 Km/h hasta llegados a la ciudad de Junín.
Ya en inmediaciones de la localidad de Arenales (Buenos Aires), nuevamente ALL tuvo que disponer de un operativo especial, donde ante la imposibilidad de desplazar una ambulancia para atender a un pasajero con problemas productos del intenso frío, se desplazó una camioneta de la empresa para poder llevar al mismo a un centro asistencial en Junín.
Durante la mañana del día 9, uno de nuestros lectores y amigo, Carlos Macarrón, repartió chocolate caliente para todos los pasajeros, mientras que su esposa Marta repartió escarapelas que ella misma confeccionó. Muy lejos de las imágenes del Tucumán de 1816, los pasajeros festejaban la Independencia Nacional en una llanura blanca y con más de 20 cm. de nieve acumulada junto a la traza ferroviaria.

Finalmente el arribo a Buenos Aires se produjo alrededor de las 21 horas y según los tiempos de viaje estipulados.
Desde nuestro Multimedio agradecemos profundamente a todas las empresas que hicieron posible la corrida de nuestra cruzada solidaria, como también a todos los integrantes de la seccional Justo Daract de La Fraternidad, que organizaron los servicios de traslado, hotelería y gastronomía tanto para el Staff como para gran parte de los pasajeros; y a América Latina Logística por disponer todos sus recursos humanos y operativos para que este 17º Tren Solidario haya sido un éxito. Por supuesto, no podemos olvidarnos lo más importante: nuestros lectores, que siempre nos acompañan tanto en las condiciones más adversas como en las más propicias, demostrando que en la Argentina, el ferrocarril y la solidaridad van de la mano.

No comments.